Retrato de Micheael Wolgemut, Durero

Retrato de Micheael Wolgemut, Durero

Alberto Durero. 1516, Óleo sobre tabla, 28×27 cm. Núremberg, Alemania. Munich Museo Nacional Germano.

En esta obra de pequeño formato Durero retrata a su primer maestro Micheael Wolgemut, en cuyo taller se formaría y trabajaría desde noviembre de 1486 hasta finales de 1489, asimilando de esta forma las tradiciones artísticas de corte secular propias de la ciudad de Nuremberg, y desarrolladas en su producción artística posterior. El él pone de manifiesto la admiración y cariño que el artista le procesaría, ya que lo pintaría para sí mismo sin que nadie se lo encargase.

Siempre fiel a los detalles, viste a su maestro con un elegante jubón ribeteado con piel, típica vestimenta de los burgueses respetables de la época. En su cabeza, como enseña de su profesión de pintor, el anciano maestro aparece un pañuelo negro reliado, una antigua costumbre con la que protegían su cabello de las salpicaduras al pintar.

En la Historia del Arte es el retrato de un artista más antiguo conservado sin ser un autorretrato, y uno de los más intensos del Renacimiento alemán.

En la larga inscripción que aparece sobre el fondo el artista indica: «Alberto Durero hizo este retrato de su maestro Micheael Wolgemut en el año 1516«. Tres años después de su fallecimiento añadiría… «tenía 82 años y vivió hasta 1519, murió en la mañana del día de San Andrés, antes de salir el sol«.

Obras relacionadas